Para todo Mundo

jueves, 3 de marzo de 2016

MS anuncia acciones en “Semana Mundial sobre reducción en consumo de sal”


Santo Domingo.- El Ministerio de Salud advirtió este lunes a la ciudadanía sobre la importancia de reducir el consumo de sal que junto al bajo consumo de potasio contribuye a aumentar la probabilidad de hipertensión y con ello el riesgo de enfermedades del corazón como infarto, accidentes cerebros vasculares, enfermedades renales y diabetes . 
La cartera de salud hizo la advertencia a propósito de anunciar una serie de actividades en el marco de la conmemoración de la “Semana Mundial por la Sensibilización sobre el Consumo de Sal” a celebrarse desde este 29 de febrero al 6 de marzo para persuadir a la población sobre las consecuencias sobre la salud del excesivo consumo de ese producto.
 “Disminuir el consumo de sal es una de las medidas más importantes para reducir las enfermedades cardiovasculares, ya que reducir 5 gramos diarios podría evitar cerca de 2.5 millones de muertes cada año”, destacó el doctor Nelson Rodríguez Monegro, viceministro de salud Colectiva.
Manifestó  que de  acuerdo  a estudios  realizados  por  el Instituto Dominicano de Cardiología y el Seguro Nacional de Salud  (SENASA), del 30 al  35 %  de la población dominicana adultas  es hipertensa, mientras  que  en  los  países  latinoamericanos  el  nivel de hipertensión en adultos va desde un   22%  hasta  un  42%.
Dijo que el alto consumo de sodio y un bajo consumo de potasio constituyen factores de riesgo para las enfermedades crónicas, por lo que las personas deben contribuir a mejorar su salud, haciendo uso razonable de este producto”, agregó:
“No se trata sólo de la sal común, la que vemos a diario en los saleros en las casas y puestos de comida, sino la que viene en diversos alimentos, principalmente en la comida rápida y alimentos procesados, por lo que es necesario asumir una cultura saludable”.
El doctor Monegro dijo que en ese sentido iniciaran un dialogo amigable con diversos sectores, principalmente restaurantes y  fabricantes de productos que contienen alto grado de sal, a fin de que dentro de sus programas de responsabilidad social traten de redudir el sodio en los alimentos para el consumidor. Asimismo  resaltó, que las enfermedades  crónicas  no trasmisibles  son  la  causa  del  80% de la  morbimortalidad.
A través del Programa Nacional de Prevención de Enfermedades Crómicas no Transmisibles (ENT) y la Dirección de Nutrición, se desarrollarán talleres sobre el plan nacional de reducción del consumo de sal, azúcar y grasas, se impartirá una conferencia a cargo del conferencista, doctor Osvaldo Peña Tio, presidente de la Sociedad Dominicana de Nutriología, con el tema consumo excesivo de sal en la dieta, implicación para la salud.
El lema de este  año para sensibilizar a la ciudadanía es “Tenga cuidado con la sal oculta”, con lo que se busca advertir sobre  los riesgos de la sal común y los alimentos procesados que contienen más de 5 gramos al día, que es la cantidad correcta .
Durante la celebración de la Semana Mundial de la Sensibilización sobre la Sal se hace un llamado para tomar más acción al respecto de parte de las autoridades, industrias alimentarias, los restaurantes, profesionales de la salud y la población a disminuir el consumo de este producto para evitar las enfermedades no transmisibles y cuidar la salud. 
Durante la campaña sobre la “sensibilización sobre consumo de sal” se pretende que todos los dominicanos y dominicanas entiendan la importancia de reducir el consumo de sal en la dieta diaria; y a la vez a la industria para que actúe de manera responsable y reduzcan la cantidad de sal en los alimentos procesados.
Trabajo intersectorial 
El  doctor Rodríguez  Monegro manifestó  desde la  Dirección  de  Nutrición  y  el Programa  de  Enfermedades  Crónicas  no  Trasmisibles  desarrollan acciones para  que  la  población se  eduque  y consuma  niveles  más  bajos de sal  para  prevenir  enfermedades, que  de por  si representan  más de  10% del gastos en  salud  de los  servicios  sanitarios de los  países  en  vía de desarrollo.   
Participaron en la actividad,  la doctora Ivette Aybar presidenta de la Sociedad Dominicana de Diabetes, el doctor Ernesto Díaz Álvarez del Instituto Dominicano de Cardiología, Alfonsina Cuesta de la Fundación por los Derechos del Consumidor (FUNDECON), entre otras instituciones y funcionarios del MS. Cuenta además con la colaboración de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Verifican cumplimiento de normas en Bares y Restaurantes


Buscan que proveedores cumplan deberes establecidos en Ley General de Protección de los Derechos del consumidor  O usuario.
 
Con la finalidad de verificar el cumplimiento de las normas y  reglamentos de  deberes establecidos en la Ley 358-05, Pro Consumidor realiza un levantamiento de información en bares y restaurantes del Distrito Nacional.
 
La verificación la realiza el  departamento de Calidad y Buenas Prácticas, que dirige la licenciada Carmen Patricia Rodríguez, a través de un levantamiento de informaciones en los establecimientos, para obtener un diagnóstico sobre el cumplimiento de los reglamentos y normativas vigentes.
 
“Este levantamiento  permitirá evaluar la real situación de cada establecimiento y a los dueños les permitirá implementar planes de mejora en beneficios de todos los actores del mercado, así de realizar un diagnóstico posterior sobre el cumplimiento del Reglamento No. 528-01, para el Control de Riesgos en Alimentos y Bebidas en el país y la ley 358-05”.
dijo Rodríguez.
 
Sostuvo que el personal de la entidad se encuentra en la recolección de información de satisfacción vía telefónica, y que posterior a la llamada  promotores de Buenas Prácticas Comerciales visitan el establecimiento,  por lo la iniciativa ha sido bien recibida por los administradores y propietarios de los comercios.
 
Indicó que se han visitado  establecimientos en los sectores de los Prados Ensanche Julieta, abarcando las Avenidas (Charles Summer, Lorenzo Despradel, Núñez de Cáceres y Gustavo Mejía Ricart).
 
 Dijo que en lo posterior se convocará a los dueños de estos negocios para poder compartir de talleres de capacitación sobre los reglamentos y así mismo compartir el nivel de cumplimiento a nivel general e implementar mejoras en sus negocios.
 
Sobre el levantamiento 
 
Este  levantamiento se realiza en la zona metropolitana, el cual en lo adelante se ejecutará a nivel nacional en los  establecimientos comerciales de servicios, para que los proveedores cumplan con todos los reglamentos establecidos y así obtener  clientes satisfechos.
 
Los promotores de Buenas Prácticas Comerciales al momento de realizar la visita al establecimiento, entregan una guía de orientación en busca  de que los dueños de negocios como vendedores, garanticen la disponibilidad de los productos y los servicios que oferten y cumplan con sus responsabilidades en el mercado. 
 
“Con este manual estarán velando por la seguridad y la salud de los consumidores y usuarios, así lo informó Pro Consumidor”. 
 
Este documento práctico orienta al proveedor sobre buenas prácticas comerciales que va desde mostrar de manera visible e individualizada los precios de los productos en los menús, como de entregar al consumidor o usuario una factura escrita y timbrada que indique el o  los productos comprados.

Además de que tienen que cumplir con las condiciones de la oferta publicitadas, evitar añadir cargos adicionales, garantizar la higiene y las disposiciones sanitarias vigentes y advertir de manera clara cualquier elemento que pueda ocasionar un riesgo a la salud de los consumidores o usuarios.
 
 A la vez de facilitar en sus negocios mecanismos de quejas y reclamaciones en los casos de que un cliente quiera presentar un reclamo por el servicio brindado.
 
La entidad dijo que estos levantamientos están siendo realizados conforme a las disposiciones  de la ley 358-05 que  establece en el artículo 33 “Recibir de los proveedores por cualquier medio de mensaje de datos, internet, servicios de mensajería, promoción o cualquier otro medio análogo; una información veraz, clara, oportuna, suficiente, verificable y escrita en idioma español sobre los bienes y  servicios ofrecidos en el mercado”.
 
Así como también “sobre sus precios, características, funcionamiento, calidad, origen, naturaleza, peso, especificaciones en orden de mayor contenido de sus ingredientes y componentes que permita a los consumidores elegir conforme a sus deseos y necesidades, así como también cualquier riesgo que eventualmente pudieren presentar”.