Para todo Mundo

viernes, 10 de mayo de 2013

Pechuga de Pollo a la Plancha.

Entre Cubiertos /Ruth Carrasco.




12 Oz de pechuga, deshuesada y sin piel.
1 Limón grande.
1 cucharadita de orégano.
1 cucharadita de perejil seco.
1 cucharada de ajo pelado y machacado.
Sal y Pimienta al gusto.



Lave las pechugas con bastante agua y frótelas bien para eliminar la grasa del exterior. , lonjee las pechugas para que las secciones sean de no más de 1 centímetro de espesor. (No las pique, mientras más entera permanezcan, mas fácil es sazonarlas y cocinarlas.)
Extienda las lonjas de pechuga en la tabla de picar, agregue la sal y la pimienta al gusto.  Esparza la mitad del orégano y el perejil, y con las manos  SIEMPRE LAVARSELAS BIEN!!, froten el ajo y el jugo de la mitad del limón en la superficie de las pechugas.  Asegúrense de distribuir de forma pareja el sazón en toda la superficie.
Volteen las pechugas y repitan el proceso con el resto de los sazones.
Ponga a calentar la sartén recubierta con spray antiadherente a fuego alto.
Una vez caliente la sartén, acomoden las pechugas en el fondo con cuidado.
Deje cocer por varios minutos, hasta que los bordes comiences a tornarse blancos.  Cuando esto suceda, voltee las pechugas y continúe cociendo, y lleve el fuego a nivel medio.

En lo sucesivo, voltee las pechugas cada 2 o 3 minutos, hasta que estén cocidas, para evitar que se sequen.
Para saber cuando están listas, cortamos un pedazo por la parte más gruesa, y cuando el color rosado de la carne ha sido sustituido por blanco, las pechugas están listas.
Retire del sartén, sirva con ensaladas