Para todo Mundo

lunes, 14 de junio de 2010

COMO SE COMEN LOS ALIMENTOS.



















Espaguetis.No se cortan ni se absorben. Se enrollan con el tenedor y se comen. Procure darse tiempo a la hora de enrollar la pasta en el tenedor.

Es mejor tardar un poquito para que no queden colgando. Algunas personas se ayudan de una cuchara para que la tarea sea más sencilla, sobre todo cuando están acompañados de escurridizas salsas. El caso es que en Italia, cuna de la pasta, utilizar cuchara es una grave ofensa para su gastronomía. No obstante en el resto de países se impone la costumbre de ayudarse con la cuchara.


Caracoles.Cuando pida caracoles en un restaurante, se los servirán en sus conchas. Tendrá que utilizar las pinzas especiales para este plato y el tenedor. Sostenga con la mano izquierda y con la pinza el caracol. Luego saque la carne con el tenedor. Si van acompañados de salsa, tendrá que tomarla con la cuchara.


Alcachofas.Se comen con las manos, separando con los dedos cada hoja. Si tiene invitados en casa, le recomendamos que sólo sirva los corazones de las alcachofas, porque éstos sí se pueden comer con los cubiertos.


Espárragos.Lo más correcto es tomarlos con las manos. Se cogen por la parte del tallo con los dedos, se mojan en la salsa, si es que hay, y se meten en la boca dando un bocado y jamás chupando. En el caso de que lleven por encima alguna salsa caliente o estén gratinados, utilice el tenedor.


Plátanos.Se pueden pelar con la mano y luego comerlos cortándolos en rodajas con el cuchillo y el tenedor. ¡Ni se le ocurra acercarse el cuchillo a la boca!


Huevos fritos.Se toman sólo con el tenedor, ya que son muy blandos y no se necesita el cuchillo. Si quiere mojar un poco de pan en la yema, aunque no es muy recomendable, mejor hágalo pinchando el trocito de pan en el tenedor.


Huevos pasados por agua o con un hervor, se toman con una cucharilla de postre.


Las tortillas: se trocean y se comen con el tenedor, incluso la tortilla española (de patatas).


Cualquier otro preparado de huevo (revueltos, puddings, etc.) se toman con el tenedor, salvo que tengan tropezones duros que necesiten el auxilio del cuchillo. Los huevos duros, son una excepción, ya que se necesita el tenedor para sujetar el huevo y el cuchillo para cortarlo. De otra manera no sería nada fácil, trocearlo.


Cerezas.Se sirven ya lavadas y se comen con los dedos. Retire el hueso de su boca con discreción, y déjelo en el plato.


El pan. Se sirve en un cesto, además del plato individual que tendrá cada comensal a su lado izquierdo. El pan se rompe con los dedos y nunca se corta con el cuchillo. Si le han servido panecillos, nunca los muerda directamente ni juegue para distraerse con las migas, queda muy feo.


Consomés y sopas. Las sopas, caldos y consomés, se toman con la cuchara. Si le sirven el consomé en su taza, con asas, puede optar por beberlo en vez de tomarlo con la cuchara, pero ésta nunca se deja dentro del recipiente, sino en el plato que le acompaña.


Los platos como purés, cremas y texturas similares también se toman con la cuchara. Si alguno de los platos, considerados como caldosos, tienen "tropezones" grandes, podremos auxiliarnos del cuchillo y tenedor para trocearlos. Recuerde que no es correcto inclinar el plato para terminar el contenido del mismo.


Verduras. Los guisantes, se cargan con el tenedor, pero no se pinchan. Nos podemos ayudar con el cuchillo para empujar, pero nunca llevándose el cuchillo a la boca.


Las zanahorias crudas y verduras duras pueden necesitar del cuchillo para ser troceadas. El resto de verduras y ensaladas, se toman todas con el tenedor.


Pescados y mariscos. La mayor parte de los pescados se toman con la pala y tenedor de pescado. Cuando se sirven enteros, se le quita la cola, las espinas y la cabeza, y luego se toma con el tenedor de pescado.

Si la pieza se sirve limpia, solamente utilizaremos el tenedor de pescado tanto para comer como para trocear.


El pulpo se come con el tenedor, aunque en determinadas ocasiones (si el trozo es muy grande) habremos de auxiliarnos con el cuchillo.


Los moluscos de cáscara (almejas, mejillones…) Se despegan de la concha utilizando el tenedor y se llevan a la boca con él. En determinados casos, es factible llevarse el molusco a la boca con la cáscara, introduciendo ligeramente, como la cuchara, la cáscara en la boca, pero sin sorber.


Las vieiras Se toman con el tenedor.


Las ostras se abren con un cuchillo especial, y una vez abiertas se despega el molusco con el tenedor.


El marisco se toma en su mayoría con las manos, auxiliados por unas tenazas para romper las partes más duras del mismo (como las patas).


Si el marisco se da preparado (gambas peladas, colas de langosta o bogavante, etc.) se toma solamente con el tenedor. Es conveniente cuando se sirve marisco, poner unos recipientes de agua con limón para limpiarse los dedos. O también toallitas impregnadas con limón.


Carnes. Todas las carnes se toman con cuchillo y tenedor. Y se trocean a medida que se va comiendo y no toda la pieza de golpe. (solo se trocea la comida en su totalidad a niños y a personas muy mayores o incapacitadas). Ciertas aves o piezas de caza, pueden servirse enteras. Si es grande las trincha el anfitrión y las sirve.


Si son piezas pequeñas (como codornices, pichones, etc.) las debemos trocear nosotros con sumo cuidado. Primero se separan las alas, luego los muslos y por último la pechuga.


Piernas de cordero y similares se cortan en lonchas horizontales. Redondos, RoastBeef y piezas similares, se cortan en medallones (lonchas gruesas) con cortes verticales.


Postres La mayor parte de los postres se toman con los cubiertos de postre. Unos con la cucharilla de postre (helados, sorbetes, cremas, mousses, macedonias ...) y otros con el tenedor de postre (tartas, bizcochos, frutas cocidas ...). Solo determinadas piezas como el turrón, pastelitos pequeños o bocaditos, bombones ... se toman con las manos de un solo bocado. La mayor pericia viene con la fruta.


En los banquetes de gala no se pone fruta o al menos sin pelar y trocear. Y en las comidas no formales podemos permitirnos la licencia de usar las manos. No obstante lo correcto es utilizar los cubiertos de postre.


Las frutas pequeñas (ciruelas, cerezas, etc.) se comen con la mano. Las frutas tropicales, se comen muchas de ellas con cucharilla, como la chirimoya, por ejemplo.


El caviar Se toma con una cucharilla y se deposita sobre una tosta o pan untado previamente en mantequilla. ( se sirve sobre el pan, pero no se achucha o estruja, manteniendo las bolitas enteras).


El paté Se unta sobre tostas de pan o pan de molde tostado, utilizando por regla general, un cuchillo especial para ello (plano y sin filo de corte).


Las croquetas Se trocean y toman con el tenedor.


Aperitivos Depende de la situación. Es decir, en cócteles, lunchs y actos en los que permanecemos de pie, se suelen tomar con la mano. Si estamos sentados a la mesa, los fritos y otros aperitivos se toman con el tenedor.


Aceitunas. Las aceitunas se toman con la mano, aunque también se puede utilizar el tenedor.


Las gambas, los langostinos y similares Se pelan con los cubiertos y si no estamos muy diestros podemos utilizar las manos.Si nos la sirven peladas, se toman con el tenedor de pescado.


Quesos.La mayor parte de los quesos se toman con los cubiertos de postre. En el caso de quesos cremosos o cremas de queso, estos se untan como el paté.


Cangrejos. Con las manos. Para la salsa se colocará una cuchara de pescado. En la mesa se ponen pequeños recipientes de agua y limón o servilletas especiales-limón para limpiar las manos y eliminar el olor.


Langosta.Se come igual que el bogavante, es decir, se presenta fraccionada, el casacarón se puede sujetar con la mano izquierda mientras con la derecha se extrae la carne ayudándose del tenedor de pescado.

Mandarinas. Esta fruta se come con las manos, no necesita de ningún cubierto.


Manzanas. Se comen con tenedor y cuchillo, dividiendo la pieza de fruta en cuartos. Cada cuarto se pela por separado y se va cortando y comiendo en porciones.


Melón. Se sirve en rodajas y sin pepitas. Se utiliza el cuchillo y el tenedor para cortar en trozos y separar de la piel.


Naranja. Esta fruta se come con cuchillo y tenedor. Se cortan los dos polos para sujetarla bien. Se le practica en la piel unos cortes verticales y se quita la piel. Ya pelada, se corta. También se puede dividir en cuatro cuartos y cadda uno se separa de la piel, al tiempo que se corta ya en trocitos pequeños.


Pera. Esta fruta se come igual que las manzanas, con tenedor y cuchillo, dividiendo la pieza de fruta en cuartos. Cada cuarto se pela por separado y se va cortando y comiendo en porciones.


Plátano. Se sujeta con el tenedor y se le cortan los extremos. Se le hace una incisión a lo largo y se le separa de la piel. Para acabar, se corta en trozos.


Ensaladas.Se toman con el tenedor. Para servirse, si hay que hacerlo, se sirve con la cuchara y el tenedor.

Ostras. Se exprime limón sobre la pulpa mientras se sujeta la ostra con la mano izquierda y se extrae la carne con el tenedor de ostras. El jugo del caparazón puede beberse.


Las almendras, nueces, avellanas, se abren con un cascanueces o rompenueces. Nunca con los dientes

La rica y muy famosa salsa Bechamel


Salsa madre. Es la base para preparar muchas otras variantes en la cocina.


La bechamel es, sin duda alguna, una de esas salsas que forman parte importante en la propia gastronomía, al ser usada en una gran variedad de platos.


La salsa bechamel es una gran opción dentro de la gastronomía mundial, dado que se trata de una suave salsa que se utiliza para la elaboración de platos gratinados, pastas, vegetales, carne o pescado.


Conocida como bechamel, besamel o besamela, la invención de esta salsa de origen francés se atribuye al cocinero Louis de Béchamiel.


Se ha popularizado por su uso en la elaboración de platos gratinados que contienen pastas y verduras, solas o con carne y pescado, tanto en las cocinas profesionales como sencillas, familiares.


La receta de esta salsa no se ha modificado sustancialmente a lo largo de los años, aunque el número de ingredientes que puede incorporar para enriquecer su sabor haya ido en aumento. La salsa bechamel es una “salsa madre”, base de muchas otras salsas.


Utilización:

Dependiendo del uso que se le vaya a dar se puede elaborar más o menos espesa.

Si se va a usar para croquetas se hace de forma que solidifique. Sin embargo, cuando se usa para cubrir canelones, lasañas o para las espinacas a la crema, se suele hacer más ligera y fluida.

La bechamel sirve para espesar los jugos de coción de guisos y asados y convertirlos así en salsas untuosas. Permite también dar un acabado ligado y cremoso a las cremas, como la crema de champiñones, de espárragos, de espinacas, etc.


Variantes:


Las múltiples variaciones posibles de la salsa bechamel permiten incorporarle quesos.


También le puede incorporar ingredientes picados finamente como la cebolla sofrita o todo tipo de carnes, verduras o pescados, como cuando se prepara para croquetas, relleno de pimientos o para hacer el famoso soufflé francés.


Posibilidades:


Otra variación posible es hacerla, por ejemplo, con leche de soja, para favorecer a los alérgicos a la lactosa. También se presta a ser aromatizada con todo tipo de especias como el curry o la nuez moscada.


Facilidades culinarias


Su adecuada preparación:


Aunque la salsa bechamel es bastante fácil de preparar, hay que utilizar unos pequeños trucos para que le quede lisa, homogénea y sin ningún grumo.


Si no quiere que te queden grumos, bata la bechamel con la batidora y pase la salsa por un colador fino.


Si desea enriquecer esta salsa, añada entonces dos yemas de huevo por cada 1/2 litro de leche y un poco de queso rallado, ¡Veras que rica le quedará!.


Escrito por: LILY LUCIANO (l.luciano@hoy.com.do


http://www.hoy.com.do/vivir/2009/10/22/298814/print