Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Camarones a la Criolla..

Entre Cubiertos /Ruth Carrasco.



3 Libras de camarones hervidos 3 cucharadas de aceite de oliva 1 cebolla grande 1/8 cucharadita de pimienta 1 taza de agua 1/2 ají verde picado  ½  Cubanela rojo y amarillo  picado 1 ramito de perejil 1 libra de tomates 1 cucharada de limón 2 dientes de ajo picado  1 cucharada salsa inglesa,
Lavar  los camarones con limón y poner agua y sal al fuego. Cuando hierva eche los camarones, cuando comience a hervir de nuevo, baje el fuego, tape y déjelo por 15 minutos.
Apague y deje enfriar los camarones en su agua. Pélelos con cuidado.

Frescura del Camarón

Entre Cubiertos /Ruth Carrasco.


Puedes reconocer cuando los camarones están en buen estado, si al tomarlos sus cuerpos son firmes y permanecen pegados por completo a sus conchas (cascaras). 
También debes prestar atención a lo siguiente:
1. Olor. El camarón de buena calidad debe tener un olor a agua salada. Por el contrario si percibes como un aroma a “amoníaco” es que están descompuestos.


2. Color. No deben verse manchas oscuras o anillos de ningún tipo en el camarón, ya que si se presentan son signo de deterioro.

3. Temperatura. Al tomarlos debes percibir que estén completamente fríos, ya que en ocasiones los refrigeradores en donde se encuentran no les brindan la temperatura ideal para mantenerlos frescos.
Importante mantener fríos los alimentos del mar, como los camarones, ya que son muy sensibles a la temperatura.Por ello después de comprarlos asegúrate de refrigerarlos inmediatamente, puedes usar bolsas especiales con cierre para conservarlos.

CEREALES INTEGRALES

Entre Cubiertos /Ruth Carrasco.


Tras docenas de estudios llevados a cabo desde hace décadas, se conoce que los cereales integrales son ricos en fibra, vitaminas del grupo B, en vitamina E, tianamina, riboflavina, niacina y en minerales como el hierro, zinc, cobre, magnesio, selenio y fósforo.
Ayudan a reducir los niveles de colesterol alto.
No engordan, al no aportan calorías de grasas y azúcares, sino energía. Reducen el riesgo de mortalidad.
Protegen el corazón, y los intestinos en su funcionamiento. Disminuye la glucosa en la sangre, por lo que, entre otros aspectos, son claramente recomendables para las personas diabéticas.
Mantienen la alcalinidad del organismo, liberando la acidez y protegiendo la dentadura.