Ir al contenido principal

La Auyama.

Entre Cubiertos /Ruth Carrasco.
Propiedades medicinales. Además de ese colorcito tan bello que la auyama le otorga a los platos, su uso provee otros beneficios, sobre todo en la medicina.


La auyama. Esta hortaliza de origen americano es parte hoy día de la dieta alimentaria de múltiples países. En República Dominicana, por ejemplo, además de los ricos postres que se elaboran con ella, está presente en exquisitas recetas y como ingrediente para dar color.
Es muy nutritiva, su sabor es dulzón. Tiene un alto contenido de betacaroteno, sustancia muy importante y que ayuda a la prevención de cánceres.
Es de fácil digestión, por lo que es ideal en la dieta para los niños y ancianos.
Ella lo tiene todo: sabor, color, nutrientes y versatilidad. Por eso, sin miedo a parecer muy determinantes nos atrevemos a decir que la auyama es una de las mayores delicias que hay en la cocina.
De ahí que al degustar de un purecito, un flan, una crema o un pastel de auyama estemos disfrutando de uno de los frutos más especiales que nos provee la madre naturaleza.

Muchos dominicanos se limitan a usarla en las habichuelas, sopas y sancochos, pero lo cierto es que hay mil una formas de consumir la auyama, también conocida como calabaza.
Ya en la entrada le contamos del puré, del flan, de la crema y del pastel, pero -créannos- hay mucho más.
A base de auyama también se puede hacer pudín, brazo gitano, risotto, pan, harina, gratinado, galletas ¡y hasta batidas!
Por eso la próxima vez que vaya a resignarse a usarla sólo en caldos, recuerde que la auyama da para mucho más.

Consumir auyama en cualquiera de sus recetas, ya sea en postres, cremas, caldos o puré aporta al organismo hidratos de carbono y betacarotenos.
Es un alimento eficaz para combatir la anemia y a la vez un excelente desintoxicante de residuos tóxicos del organismo, según estudios sobre ésta hortaliza.
Además de ese colorcito tan bello que la auyama le otorga a los platos, su uso provee otros beneficios, sobre todo en el área medicinal.
La auyama está indicada en los casos de hipertensión arterial por contener muy poco sodio y bastante potasio. Los que sufren de hipertensión pueden comerla todos los días, pero sin echarle sal.
Las personas que sufren de angina de pecho o que hayan sufrido de un infarto, deberían comer auyama 3 ó 4 veces por semana.
La auyama o calabaza actúa también como un diurético suave sobre el riñón, aumentando la producción de orina y favoreciendo la eliminación de líquido del organismo.
Su pulpa neutraliza el exceso de acidez en el estómago, pues debido a su riqueza en sales minerales, ejerce una acción suavizante y protectora de la mucosa intestinal y la parte interna del estómago.
La fibra de la auyama es de tipo soluble y actúa como laxante suave, evitando irritaciones en los intestinos. Es muy buena para enfrentar el estreñimiento.
Se recomienda para la prevención del cáncer, lo que demuestra sus grandes cualidades medicinales.

La cáscara de la auyama cocida puede comerse, así como también sus semillas secas y tostadas. Estas tienen un alto contenido en proteína y grasas. El puré de auyama es una comida indicada para los bebés y los demás niños.
 
Es un regulador de la función intestinal, de los nervios y un fortalecedor del sistema óseo, según estudios realizados sobre esta hortaliza.



Puree de Auyama.

2-lib. de auyama ya lavada y pelada.
1-litro de agua para hervir.
1-chorrito de aceite de oliva para majarla
 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pan de Maíz con Guineo Maduro.

Entre Cubiertos /Ruth Carrasco.



2- Tazas de harina de maíz 
1 -Tazas de harina de trigo
2 -Cucharaditas de polvo de hornear
½ -Cucharadita de canela en polvo
½- Cucharadita de nuez mocada en polvo
1-1/2 -Tazas de azúcar
1/8 -Cucharadita de sal
½ -taza de aceite de oliva
2 -tazas de Leche 
3 -Huevos batidos
3-Guineo hecho puré
1- cucharadita de vainilla
La ralladura de un limón
1- taza de pasa sin semilla


En un bol Combina los ingredientes secos mezclamos bien y reservamos.

En otro bol añadimos el aceite y la azúcar batimos a disolver bien la azúcar, agregamos los huevos, la Leche, vainilla y el puré de guineo  mezcla bien con movimientos envolventes, vertemos las pasas. 

Vierte la mezcla en molde previamente enmantequillado. Preferiblemente un  molde para pan.

Lleva al horno precalentado a 350ºF por 45 minutos.  Ya pasado su tiempo de cocción  retire el molde  a una rejilla y deje que el pan se enfríe en el molde.

Deja refrescar, desmolda y sirve
12 porciones




Locrio de chuleta Ahumada .

Entre Cubiertos /Ruth Carrasco.


1 libra de chuletas ahumadas, picadas en cuadritos 2cubitos maggi Benebien .
1 pizca de pimienta.
1 pizca de orégano. 

1 cebolla  picada. 3 dientes de ajo majado.1 pizca de cominos.

1 taza de maíz en grano .
1 libra de arroz. 
3 taza de agua   . 1 cucharada  de aceite oliva. 1 cucharada de perejil picado. aceite para freír los plátanos.

LOS ELEMENTOS DE NAVIDAD Y SU HISTORIA ..

Entre Cubiertos-Ruth Carrasco.

LA HISTORIA DEL ARBOL DE NAVIDAD . (ARBOLITO )

Es posible que el primer árbol de Navidad, como le conocemos en la actualidad, se registre en Alemania, donde se implantó por primera vez en 1605 para ambientar el frío de la Navidad, comenzando así su difusión. A Finlandia llegó en 1800, mientras que a Inglaterra lo hizo en 1829, y en el Castillo de Windsor se vio por primera vez en 1841, de la mano del príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria.[2]

La costumbre de adornar el árbol navideño en los hogares españoles fue traída en el año 1870 por una mujer de origen ruso llamada Sofía Troubetzkoy, que después de enviudar del duque de Morny, hermano de Napoleón Bonaparte, contrajo segundas nupcias con el aristócrata español Pepe Osorio, el Gran Duque de Sesto, uno de los mayores promotores de la Restauración borbónica que permitió a Alfonso XII reinar.

Por ello, parece ser que la primera vez que se colocó un árbol navideño en España fue en Madrid, durante las N…